BIO
Lesley Mitchell estudió Bellas Artes en la PA Academy of the Fine Arts en Philadelphia (USA). Fue profesora de grabado en el PAFA y en otras universidades y centros de arte. Se preparó también como bailarina, especializada en bailes de salón y bailes tradicionales de varios países, lo cual frecuentemente inspira e impulsa sus obras de arte visuales. Pintora y artista gráfica desde la adolescencia, ha hecho libros de artista por más de diez años. Expone su obra frecuentamente y "Imaginando un Baile", su primera exhibición en el 2008, examina el tango como fenómeno cultural. Algunos proyectos de 2010-11 incluye: "La Calidad del Movimiento", una instalación de libros de artista que toman como tema a la danza, la exposición SPACE & SEQUENCE en la Biblioteca Libre y Gratis de Philadelphia. "Balada Para Un Loco I"I, su libro recién publicado, que se interpretará en una coreografia nueva por Jumatatu Poe de Idiosyncrazy.

Lesley Mitchell

RESIDENCIAS

A la milonga

08.11.2010 a 19.11.2010


Durante su residencia en ´ACE Lesley Mitchell realizó un libro de artista que tiene como temática el Tango. Aunque el plan original era utilizar diversos procesos de agua fuerte, finalmente Lesley decidió utilizar la técnica de fotolitografía. 


ACERCA DE SU OBRA

Un tema recurrente en mi obra es la danza, que refleja la manera en que vivo mi vida, divididos y unidos por el arte visual y el arte de la danza. La danza es temporal, sólo existe en el momento de hacer y el arte visual produce un objeto físico para la contemplación a largo plazo, en las condiciones más extremas.

Durante mi residencia en ´ACE estoy investigando el tema del tango, que es un fenómeno multimedia con música, danza, canto y poesía. Me estoy concentrando en unos pocos aspectos en dos medios diferentes. En una serie de monotipos que estoy trabajando con la comunicación sin palabras que se lleva a cabo entre un par de bailarines.

En un libro de artista, realizado con fotolitografías, estoy buscando la cultura en el tango, donde las líneas son borrosas entre el bailarín y el público, y donde el drama es constante y visible si uno sabe mirar.