BIO
Cesar Damian nace en la Ciudad de México, estudió fotografía en el Scottsdale Community Collage en Arizona, USA y en el Centro de la Imagen, ciudad de México.  Es fundador de FRONDA (www.fronda.mx), organización de fomento al arte contemporáneo en México.  Radica y trabaja en Pachuca, Hidalgo, México. 

Su trabajo ha sido reconocido en México, Canadá y Reino Unido donde ha intervenido en más de veinte exposiciones en museos y galerías y es representado por Summit Fine Art Gallery, en Calgary, Alberta.

De 2002 a la fecha ha recibido diversas becas y premios para creadores. Actualmente es becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo (FOECAH) en la categoría de creadores con trayectoria. Ha participado de diversas residencias en Canadá, destacando The Banff Centre, en Alberta, en dos ocasiones (2006 y 2007) y The Ted Harrison Artist Retreat Society, en Yukon en 2009. Fue invitado a participar a The Calgary- Banff Photography Festival 2007.

César Damián

EXPOSICIONES

Sin fecha de caducidad

07.08.2012 a 21.09.2012



"El yo pasado, lo que ayer sentimos y pensamos vivo, perdura en una existencia subterránea del espíritu. Basta con que nos desentendamos de la urgente actualidad para que ascienda a flor de alma todo ese pasado nuestro y se ponga de nuevo a resonar. Con una palabra de bellos contornos etimológicos decimos que lo recordamos —esto es, que lo volvemos a pasar por el estuario de nuestro corazón—. Dante diría per il lago del cor"

 José Ortega y Gasset: El espectador, II, "Azorín: primores de lo vulgar"

STATEMENT DEL ARTISTA

El agua es el bálsamo, el elemento donde me sumerjo a la memoria como mecanismo para llegar a la ensoñación, al subconsciente de mis propias experiencias y a las de otros que, como yo, almacenan en su organismo, la distorsión de sucesos pasados o las ilusiones más intimas. 

Esta pieza nace como un diálogo con el Río de la Plata porque me interesa dar sentido de lugar a lo que hago. El agua es el catalizador y la metáfora. En ella exploro y construyo de manera audiovisual esta instalación que busca en la fotografía su plataforma.

Las imágenes pertenecen a rostros de extranjeros en Buenos Aires y el sonido del río es la conexión con la identidad de esta ciudad.

Así, esta pieza no sólo refiere a la memoria como el mecanismo que faculta los recuerdos. Hablo de un mosaico de individuos que se convierte en memoria colectiva. Entendida como el lugar donde podemos ser conscientes y libres. Como la transmutación del ser vivo que se reconstruye a sí mismo, a partir de su historia. Que ocurre en lo ordinario del viaje. Nuestra paso se convierte en memoria colectiva.

También pretendo con ella hacer un poema y un tributo a la vida y a la muerte, una oda a la reminiscencia de las cosas pequeñas. La muerte no es olvido y al igual que la verdad, la memoria jamás caduca.

Debo decir que antes anhelaba ser fotógrafo, ahora persigo la poesía.