BIO
SARAH KNILL-JONES
Reino Unido
Vive en Río de Janeiro, Brasil



2010 MA CAMBERWELL COLLEGE OF ART (Londres, UK)

1991 BA GLASGOW SCHOOL OF ART (Escocia)



Exhibiciones individuales:

2015 The (Dis-)appearing Woman,Museum of Modern Art,Baku,Azerbaijan

2010 Perceptions, MiM Centre of Contemporary Art, Azerbaijan
2008 Metamorphosis, Noruega.

Exhibiciones grupales (selección)

2017 This Year’s Model, Studio 1.1 Londres, UK

2016 Editions, Tripp Gallery, London/Looking Up, Studio 1.1, Londres, UK/Open Exhibition, Royal Scottish Academy, Edimburgo, UK.


Premios
2014 Finalista en el Premio Threadneedle


Residencias

2014 Trelex Residency, Suiza

2017 Despina Residency, Brasil


Colecciones

Museo de Arte Moderno, Baku, Azerbaijan / Victoria & Albert Museum, Archivo de Textiles Contemporáneos / Colección Pública de la Univ. de Northampton 

Sarah Knill-Jones

RESIDENCIAS

Rayuela

29.03.2019 a 26.04.2019



Mi ciclo de trabajo más reciente está inspirado en la novela “La Pasión según G.H.”, de Clarice Lispector. La naturaleza singular de su escritura es cercana a la de James Joyce (cuyo Ulises inspiró un cuerpo de trabajo anterior), pero la prosa de Lispector está infusionada con la cultura y la filosofía de Brasil, donde vivo actualmente. Los últimos meses estuve enfocada en trabajar con monotipos, que brindan una gran libertad, pero dentro de ciertas restricciones técnicas, I quisiera llevar este medio más allá. Estoy particularmente feliz de pasar tiempo en Buenos Aires, entender más acerca de la Argentina y obtener inspiración del gran Julio Cortázar y su “Rayuela”. 

RAYUELA, de Julio Cortázar, será mi punto de partida para una serie de dibujos en carbonilla a gran escala que serán transformados en impresiones. 

Una línea de pensamiento que traza conexiones con mis nacionalidades británica y francesa, mi lugar de residencia actual en Río de Janeiro y el lenguaje y la cultura de Argentina. Estoy utilizando la prosa de Cortázar como punto de partida, para mirar hacia atrás con el fin de mirar hacia adelante en mi propia práctica como artista.

Como dice Oliveira, el personaje de “Rayuela”: A todo el mundo le pasa igual, la estatua de Jano es un despilfarro inútil, en realidad después de los cuarenta años la verdadera cara la tenemos en la nuca, mirando desesperadamente para atrás. Es lo que se llama propiamente un lugar común. Nada que hacerle, hay que decirlo así…