PUNTO DE FUGA @

TALLERES DE OBRA GRAFICA JOAN MIRO



DIRIGIDO POR:

Alicia CANDIANI

Joan OLIVER y Julio LEON


ARTISTAS PARTICIPANTES


Nora ANCAROLA

(Barcelona)

Mercedes ANDREW

(Madrid)

Rosana ANTOLI

(Alicante)

Nadal CRESPI

(Mallorca)

Carlos DANUS

(Mallorca)

Mar HERNANDEZ

(Madrid)

Rosa MASCARO

(Mallorca)

Aurea MUÑOZ DEL AMO

(Sevilla)

Diego PEREZ GALINDO

(Sevilla)

Aina PASTOR

(Mallorca)

Francesc ROIG ZARATE

(Tarragona)

Marga XIMENEZ

(Barcelona)

Punto de Fuga

TALLERES

Practicas gráficas

20.08.2012 a 31.08.2012



Invitada por la Fundación Pilar i Joan Miró à Mallorca, Alicia Candiani se encuentra en Palma de Mallorca, España, dirigiendo “Punto de Fuga: prácticas gráficas de campo expandido¨ uno de los tres Talleres de Obra Gráfica que la Fundación Miró desarrolla durante el año 2012.  Con artistas españoles de Madrid, Barcelona, Tarragona, Alicante, Sevilla y Palma de Mallorca el grupo se encuentra trabajando en Son Boter el taller de grabado de Joan Miró bajo la magia del lugar y el espíritu del artista.

“Punto de fuga” es un encuentro de trabajo en colaboración que cubre varios aspectos teóricos y técnicos relativos a la gráfica contemporánea utilizando como pivot las nuevas técnicas de fotolitografía en seco (waterless) y su hibridación con las imágenes impresas digitalmente, con el objetivo de ampliar las posibilidades creativas de los participantes dentro de lo que se ha dado en llamar “gráfica expandida”, es decir la extensión de la misma a otros formatos, medios y procesos, en esta oportunidad la apropiación de los medios de reproducción comercial del Offset (foto-litografía en seco) y la impresión digital.

 

ACERCA DE LOS TALLERES DE LA FUNDACION MIRO

La Fundación Pilar i Joan Miró a Mallorca se creó a partir de la donación que hicieron Joan Miró y su familia a la ciudad de Palma en 1980 de los cuatro talleres artísticos en los que había trabajado intensamente desde 1956 hasta su muerte, con el propósito de convertirlos en un estímulo para futuras generaciones de artistas.

Miró expresó su deseo de mantener vivo el espíritu de creatividad y transgresión más allá de su muerte, y esta ilusión pudo hacerse realidad en Son Boter. Los talleres han mantenido la voluntad de actuar como estímulo para la experimentación de las propuestas más diversas. Año tras año, en este escenario tan privilegiado, artistas jóvenes y otros más consagrados desarrollan proyectos, transmiten ideas y comparten experiencias creativas.