BIO
Liz Ingram
Nació en Argentina y creció en Nueva Delhi, Mumbai y Toronto.
Durante más de cuarenta años enseñó en la Universidad de Alberta en Edmonton, Canadá, y actualmente es profesora distinguida de la Universidad Emérita de grabado y dibujo / intermedia.
Sus obras de arte han sido expuestas en numerosas exposiciones individuales y colectivas, y más de 300 exposiciones colectivas en Norteamérica y Sudamérica, Europa, Medio Oriente y el Lejano Oriente. Ha participado en jurados de Bienales y trienales internacionales y ha recibido premios en exposiciones en Canadá, Eslovenia (Yugoslavia), Polonia, Corea, Brasil, Estonia, India y Finlandia. En 1998, Ingram fue elegida miembro de la Real Academia Canadiense de las Artes. En 2008 recibió el Premio J. Gordin Kaplan a la Excelencia en Investigación en la Universidad de Alberta. En 2009 fue elegida miembro de la Real Sociedad de Canadá por sus contribuciones a la cultura canadiense en 2011. Fue galardonada con la Copa de la Universidad (el honor académico más alto de la Universidad), y en 2016 fue nombrada para la Orden de Canadá. 


Ingram & Hildebrandt

EXPOSICIONES

Tocando la...

30.05.2018 a 22.06.2018




Una respiración y agua es lo que primero nos toca los oídos y el cuerpo entero, una carpa que parece tener cuerpos en estado de goce o sufrimiento, cuerpos que se acarician o arrastran con una seda color oro, pero miramos hacia arriba y parecería ser una catarata de agua que se solidifica a medida que se acerca a nosotros, y podemos ingresar a la carpa, ir en busca de esos cuerpos, pero no están. En movimiento, esa carpa parece estar flotando en el agua, parece nadar como una anémona, respira..

Tocando la gravedad es una instalación que incluyó impresiones digitales, un portfolio en fotolitografía, una carpa de seda, poesía a nivel de nuestros pies y fotografías donde el tacto, la luz, lo orgánico e inorgánico son protagonistas sin eclipsarse el uno a otro. Una colaboración de Liz Ingram y Bernd Hildebrandt quienes mientras habitaron Buenos Aires por 4 meses, recorrieron la ciudad y crearon a partir de la reflexión sobre sus cuerpos en relación con esa ciudad.
Un proyecto que nos habla sobre la percepción de uno mismo en vínculo con el otro y con lo otro, sobre el cuidado, la vida y la muerte. 

Extractos de la poesía de Tocando la gravedad:
qué voz hay entre una mano y sus dedos / qué mitiga una brecha elemental y fugitiva / qué pone presión dentro del reino de una ostra / qué pellizca a las sombras, tentando a la vejez a no olvidar / qué apodera aquellas voces que aún escuchan cicatrices / qué se especula sobre cada circuncisión de la punta de un dedo/qué escucha entre labios y lenguas  
/ qué tienta a la tierra con lluvia / la gravedad disuelve la luz en la arena / la gravedad despierta cada luna nueva / la gravedad recoge fruta colgante / la gravedad habla a través del silencio del tacto