BIO
Ezequiel Montero Swinnen
Santa Rosa, La Pampa, Argentina. 1983
Vive y trabaja en Buenos Aires.

Posgrado de Especialización en Medios y Tecnologías en Artes Visuales en la Universidad Nacional de Artes (UNA)
Licenciado en Diseño Gráfico, UADE

Artista visual, fotógrafo, diseñador y docente universitario. En su obra trabaja principalmente la fotografía, el video, la instalación y el dibujo. Los temas que aparecen recurrentemente en sus trabajos son la pausa, la suspensión, el silencio, la levedad, el magnetismo.

Expuso en museos y galerías de EEUU, Canadá, Alemania, Bélgica, España, Perú, Bolivia, Panamá, Uruguay y Argentina.

Organiza y brinda numerosos laboratorios de experimentación, talleres y conferencias vinculadas a la creatividad, el arte y la imagen.

E. Montero Swinnen

EXPOSICIONES

Viento

30.05.2018 a 29.06.2018


Ezequiel Montero Swinnen fue invitado a exhibir obras de su serie VIENTO dentro del 'aceNITE del 30 de Mayo, 2018. Una serie de obras en fotografía digital que refiere a uno de esos elementos naturales que podemos sentir pero no agarrar, que podemos volver inteligible pero no cerrar en formas fijas sino que únicamente podemos delinear, subrayar y resaltar a través de su puesta en relación con otros objetos. 


ARGUMENTO DEL ARTISTA

La mayoría de mis obras son derivados de las impresiones que me llevo de la observación de la naturaleza. El cielo, el horizonte, los pájaros, las nubes, el sol, el viento, las flores, las estrellas. Hay una dinámica que parece mágica en todo eso, la percibo como simple y sagrada al mismo tiempo. Algo que parece estar mucho más allá de la dualidad de la mente humana. A veces, todo lo que parece estático es increíblemente móvil, o lo que es móvil parece estar clavado a la eternidad de un punto fijo. Me gusta observar la danza que sostiene la tensión de los opuestos. Y la gravedad, el magnetismo, que es la órbita que los conecta. Me interesa crear un espacio en el que las paradojas puedan reconciliarse, en el que el espíritu pueda percibirse con cuerpo o la materia liviana en extremo. Me atrae especialmente la posibilidad de yuxtaponer el tiempo lineal con el tiempo cíclico, el instante con la duración, y observar qué sucede. Como lo vacío puede parecer lleno o lo lleno, muy vacío.

En general trabajo mucho con el aire. Creo que en el aire, y con el viento, los elementos se comportan de maneras inciertas pero genuinas: vuelan, flotan, caen, chocan, danzan, funcionan como aparatos suspendidos, escultóricos, silenciosos y pausados. Me interesa experimentar el movimiento en la dimensión atemporal. La idea de construir un presente infinito, ausente de memoria singular. Sin mucho contexto a la vista, siempre se genera una gran sensación de desnudez ligada al vacío.

Muchas veces los sueños también me resultan inspiradores. Allí, las cosas ordinarias se conectan de un modo extraordinario. Cualquier cosa es posible en la lógica de los sueños. Lo interesante es que lo que parece no tener ningún sentido en un primer vistazo, luego lo tiene siempre, sorprendentemente. Para mi, son símbolos vivos, enigmáticos, misteriosos, se siguen moviendo y diciendo cosas nuevas todo el tiempo. Como pequeños diamantes en movimiento. Me gusta ver mi propia obra de ese modo.
-
Más acerca de la serie Viento