Artistas que inauguraron este nuevo programa 

ANALÍA ADORNI

SANDRA ASTUENA

EZEQUIEL BARAKAT

LUCÍA BUCHAR
(Artista becada)

ANA MATTIOLI

Residencia de Ideas

RESIDENCIAS

[E] 1

09.10.2017 a 03.11.2017



Durante el mes de Octubre 2017, la Sala Políglota de la casa de Fundación ‘ace para el Arte Contemporáneo enmarcó el vacío para dar lugar a la reflexión, al intercambio de ideas y a la discusión. 

Algunos testimonios de la experiencia:

LUCÍA BUCHAR

La residencia fue esencial para tener un lugar diario destinado a ahondar y explorar en mi trabajo artístico. ACE era el lugar para sumergirme en el desafío que me había planteado, una isla de concentración, profundización y despegue en el medio del día.
Sumado al sentimiento de este oasis especial, fue un crecimiento para mi poder trabajar en equipo. Trabajar junto con otros artistas, intercambiar opiniones, materiales, aportar al trabajo y que aporten al mío. Presenciar el desarrollo de la obra de otro, ver su crecimiento, las ideas y vueltas. Crear entrelazos y combinar las piezas de nuestros trabajos para que entre ellas formen nuevos diálogos y formar futuros proyectos en conjunto. El intercambio de información, becas, experiencias. Todo se potenció al trabajar en grupo.En el primer intento que hice de pasar los dibujos chicos en grande el resultado no era el que esperé, hasta que busqué y encontré una forma que sentí más resuelta. Fue un mes de mucha dedicación para llegar a un resultado del que estoy muy contenta y que disparó dos grandes proyectos futuros. 

EZQUIEL BARAKAT
Mi experiencia en la Residencia Espacio en Blanco, en su puntapié inicial, ha sido muy satisfactoria. Entre las motivaciones que me llevaron al Espacio, estaba el poder interactuar con otros artistas en un proyecto de convivencia diaria, donde discutir nuestras visiones, procesos e ideas; por otra parte, acercarme a un espacio en donde nutrirme de las apreciaciones y seguimiento de mis proyectos por parte de un equipo calificado, fue también muy provechoso.  Cada uno de los cinco participantes, me atrevo a pensar, nos hemos llevado las miradas de los otros como parte de nuestra experiencia y eso, en el campo de las artes visuales, siempre es un factor que enriquece la obra y al artista. Considero que el Espacio en Blanco, luego de cuatro semanas, empezó a llenarse de ideas, proyectos, nuevas energías para la creación y sobre todo un vínculo entre los organizadores y participantes que aspira a perdurar. Es de destacar, en el ámbito del estudio abierto final,  la exposición  de los resultados, que – si bien no eran definitivos porque no se trataba de una residencia de producción- dio cuenta de los avances y progresos de nuestros procesos.