BIO

Miguel Rivera se integró en el otoño de 2008 como director del Departamento de Grabado en el Instituto de Arte de Kansas City. Miguel es un artista y profesor con trayectoria profesional en varias lugares dentro de los cuales se incluye México, Japón y los Estados Unidos.

Fue director de la Escuela de Artes Visuales de la Universidad de Guanajuato así como profesor asociado en grabado y arte digital experimental. Previamente a su desempeño como profesor en México en 1998, ha sido artista miembro en el taller de grafica Inkling en Portland, Oregon; ha sido instructor de dibujo en la Universidad de West Virginia en Morgantown West, Virginia donde terminó sus estudios de Maestría en Grabado y Procesos Alternativos. Obtuvo su Licenciatura en Artes Visuales en la Universidad del Sur de Oregon en 1995 y un diploma en artes departe de la Universidad de Guanajuato en 1992. Es miembro del comité de KC Artist Inc. y miembro directivo de la Fundación de Artistas de Kansas City.

Miguel Rivera ha dado conferencias de su trabajo en México y los Estados Unidos incluyendo el festival de jornadas arte contemporáneo en Guanajuato, Southern Graphics Council y el taller de Grabado Alternativo en el Segundo Encuentro Nacional de Estudiantes de Arte en Querétaro, México.

Miguel Rivera

EXPOSICIONES

Dialogos

22.06.2011 a 06.07.2011




Miguel Rivera, artista mexicano y director del Departamento de Grabado en el Instituto de Arte de Kansas City (EEUU), realizó una residencia de tres semanas en 
´ace
 donde llevó a cabo su proyecto "Diálogos de ciudades y paranoias", 

La exposición “Paranoia y Dialogo entre Ciudades” se deriva de ideas preconcebidas sobre lo espiritualidad católica Mexicana y la ignorancia sobre organismos biológicos en nuestras culturas Latinas. Esta exposición se creó específicamente para la sala Poliglota en ACE y Buenos Aires. En ella se busca involucrar al espectador con los peligros de la existencia al estar expuesto a epidemias. También presenta la oportunidad para auto-examinar diálogos y hechos sobre valores al ser interpretados en diferentes culturas. Estos valores mas que utilitarios son éticos. Utilizo la metáfora como los son los virus comunes en Latinoamérica como un medio para trasmitir un miedo desproporcionado hacia lo desconocido por parte de los países industrializados y la ignorancia de muchos de sus habitantes. Los virus son imperceptibles con el ojo humano, aún así dependemos de aparatos que nos ayuden a ilustrar nuestros miedos. Algunos virus letales como el H1N1 (nacido en México) y el SIDA (nacido en África) son ambiguos en su naturaleza ya que son fascinantes en sus estructuras celulares mínimas. Al mismo tiempo son símbolos de un estigma de “prácticas anormales por parte de algunas personas así como aquellos de bajos recursos”. Este último frase simboliza esa ignorancia.

Uso elementos repetitivos y esquemas para reforzar la presencia viral constante entre nosotros y de la manera como se reproducen exponencialmente. Hago énfasis y altero sus formas originales con el propósito de crear un efecto paralelo al de su mutación cuando se adhieren al humano procediendo de los animales. La integración de elementos virales se han convertido en imágenes primordiales después de haber visto la muerte masiva de aves en el estado de Arkansas en 2010. La imagen efímera de una paloma Inca se convirtió en la metáfora  sobre nuestro daño colectivo al medio ambiente. El dibujo quemado sobre una plancha utilizando rayos láser han hecho de este un acto simbólico y significativo de este mismo acto.

Una historia que prevalece en mi trabajo de manera muy subjetiva, es la idea de utilizar paralelismos en la forma de moldes. Estos moldes aparecen y desaparecen en nuestra memoria colectiva y son transformadas con nuevo conocimiento en capas o estrato. Sigo, al mismo tiempo, los modelos que siguieron los misioneros Cristianos para colonizar culturas fuera de Europa. Los dibujos de estas rutas son similares a veces a las rutas como los virus se han expandido. Estos dibujos están inmersos y a veces cubiertos por imágenes de aves y los virus que las han destruido. La memoria de desvanece y se retiene como fotos polaroid con la esperanza de evitar el miedo de perder esa memoria en particular. Al acto ritual de crear imágenes se convierte en un elemento importante durante la segunda capa de estos trabajos. El acto de dibujar con polvo de toner sobre impresiones  ha sido una paradoja entre la reacción hacia la flagelación de los Católicos, como acto introspectivo y escéptico y la energía dinámica del dibujo a mano resultado de una preocupación existencialista y filosófica.